La atención al cliente en las Redes Sociales

Satisfacción al cliente 100%. Es una de las premisas clave de todos los negocios. De hecho, uno de los aspectos que más valoran los usuarios de las empresas es la atención al cliente. Un servicio hasta ahora ofrecido a través del propio establecimiento, por teléfono, por correo electrónico o por chats de soporte. Ahora tenemos una vía más: las redes sociales, que ha comenzado a ganar importancia, pasando en poco tiempo a ser tan importante como los otros canales de atención anteriores y una necesidad nueva que el mercado demanda de las empresas.

Y es que, las redes sociales no solo sirven para lanzar campañas de marketing, promocionar productos y/o servicios, dar apoyo a la comunicación corporativa o segmentar a nuestros clientes. Éstos últimos las utilizan para preguntar dudas, dar su opinión, expresar su gratitud y lo que más temen las empresas: quejarse, emitir críticas. Según el I Estudio sobre Social Business en España, la atención al cliente es el ámbito corporativo, al margen de la comunicación y el marketing, que más ha desarrollado la aplicación de los medios sociales.

Habilitar una cuenta en Twitter exclusivamente para la atención al cliente con información necesaria en la cuenta, responder en breve periodo de tiempo, personalizar el mensaje, detectar todas las menciones, priorizar mensajes, monitorizarlos y clasificarlos, establecer un protocolo de actuación, reconocer errores y ofrecer soluciones o transmitir las quejas al departamento competente son algunas técnicas para gestionar adecuadamente este servicio en las redes sociales. No obstante, es recomendable que tenga encomendada esta tarea a un Community Manager profesional y cualificado para que la comunicación bidireccional con el cliente sea constante y de calidad, vigilando en todo momento la reputación de la marca.

En Enube Marketing Solutions le ofrecemos un servicio de Gestión de Redes Sociales  para el que desarrollamos y ejecutamos estrategias de comunicación Social Media a través del análisis de las necesidades de la empresa. No solo conseguirá comunicarse en tiempo real con sus clientes y conocer lo que piensan de su marca, sino también aumentar el tráfico cualificado a su web, reforzar su imagen de marca, favorecer el posicionamiento natural en buscadores, fidelizar clientes o promocionar productos y/o servicios.